Altar Devocional

Como construir un altar devocional

El presente artículo va dedicado a quienes recién comienzan un camino en el neo-paganismo o re-construccionismo y desean comenzar una práctica un poco más seria, especialmente a nivel devocional en solitario. Muchas son las culturas, muchos son los caminos pero con un poco de paciencia y trabajo, se puede avanzar muchísimo de forma solitaria.

Antes de comenzar, me gustaría definir lo que “es” un Altar, muchos de nosotros quizás nunca nos hemos preguntado que es un altar, quizás hemos comenzado a realizarlos por instinto o intuición. Muchos hemos crecido mirando desde las bancas de la iglesia, el típico altar cristiano, o en las películas mismas, donde las personas rinden culto a el Dios o a las Diosas y/o Dioses existentes, como también a antepasados de la familia, alguna entidad en especial, a nosotros mismos a un concepto, a la naturaleza etc.

Encontrar una definición de lo que es un altar parece simple, pero no lo es, la mayoría de las definiciones están redactadas bajo la creencia cristiana y como ya sabemos, los altares son parte de la mayoría de las religiones o sistemas de creencias en el mundo a través de la historia.

Una sencilla definición de Altar es: “Un altar es un lugar elevado o consagrado, utilizado en el culto en muchas religiones. Este puede tomar muchas formas, incluidos una tabla removible en la parte frontal de una iglesia o capilla construida dentro de las paredes de un templo. Objetos de particular importancia religiosa son recurrentemente mantenidos en el altar o alrededor del altar, incluidas ofrendas y reliquias. Durante las ceremonias religiosas, los feligreses se colocan frente al altar y  el oficiante religioso es quien guía la ceremonia”.

Image

[Altar al Dios Astado, foto perteneciente a Carmilla]

El propósito del altar es mantener una “ventana” de comunicación con lo sagrado o divino. Abrir espacios de comunicación con el mundo de los espíritus, con los Dioses, encontrar y adorar a nuestra propia naturaleza o a la divinidad que todos nosotros tenemos en nuestro interior. Como Hermes Trimigesto anunciaba en la Tabla Esmeralda: “Como es arriba, es abajo”.

Historia de los altares

En Egipto los altares eran generalmente tablas de madera o algunas veces altares de piedra. En el libro de los muertos, se realizan referencias del uso del altar, siendo éste donde se colocan las herramientas rituales, ofrendas a los Dioses, comida y bebidas para las ceremonias funerarias.

Image

[Detalle de de Sacerdotisa frente un Altar Knossos]

El libro “Ancient Egyptian Divination and Magic” de Eleanor L. Harris, menciona en relación a los altares: “El altar sirve como punto focal y un símbolo del universo, donde las energías espirituales y divinas, tocan tu vida). Mediante el uso del altar como un canal, tu poder mágico es amplificado hacia el universo, ondulando a través de las energías celestiales para producir cambios.

Los templos en Egipto eran custodiados por sacerdotes con tareas específicas. Era de vital importancia la sacralidad y la limpieza de los templos, por ello no todos tenían acceso a los altares, solo altos sacerdotes y sacerdotisas podían estar en frente de los altares principales. Las festividades eran una de las ocasiones en que las personas de la ciudad podían alabar a los Dioses y entregarles ofrendas en una parte especial del templo, en altares auxiliares, o en los diferentes monumentos erguidos en las ciudades.

En Grecia y Roma, la adoración a los Dioses alcanza su punto máximo, siendo los templos y deidades una parte fundamental de la vida de las personas, los altares ya no son solo de los sacerdotes y sacerdotisas, sino que comienzan a ser puestos en pequeños templos en las casas o entradas de aquellos que tenían el status social para hacerlo.

En tradiciones orientales como el budismo, Hinduismo, Shinto, entre otras, no solo poseen altares en sus templos, tambien cada familia mantiene un altar en su hogar, generalmente en una habitación especial o en la sala donde la familia se reúne todos los dias. Estos altares generalmente son dedicados a los ancestros de la familia o espíritus protectores de la naturaleza o aquellos oriundos de su propia mitología.

Creación de un Altar  devocional simple

Primero que todo, debemos decidir el  propósito de nuestro altar devocional dedicado a una o varias deidades. Cuando decidas cual va a ser el propósito de tú altar, necesitas investigar en libros o Internet sobre tu elección. Especialmente sobre  la historia de donde proviene, el contexto, buscar aquellos objetos que se le encuentran relacionados. Usa tu intuición pero también busca información documentada, no solo lo que una persona ha puesto en una página web. Busca bibliografía y libros de historia, a medida que pasa el tiempo y vas logrando un punto de comunicación con la deidad, puedes ir agregando cosas que se te son requeridas o sientes que son afines al altar que estas construyendo.

Un  altar devocional, tal como dice su nombre, es un altar que tiene como propósito rendir culto. Puede utilizarse de manera activa o pasiva. Puede ser permanente (con los cuidados necesarios) o temporario (armar un altar solo para la luna llena, etc)

Ejemplo: Me gustaría hacer un altar a la Diosa Griega Afrodita, porque siento una conexión con ella y deseo profundizar mi lazo con esta deidad, quiero conocerla más y rendirle culto, para ello primeramente busco información sobre los Dioses griegos, las costumbres de Grecia y todo lo que tenga relación históricamente con su adoración. Cuando nos encontremos seguros sobre la información que poseemos, anotar los aspectos más importantes y útiles en una libreta especialmente dedicada a ello, puedes realizarla tu mismo o comprar una para este fin.

Construcción de tu altar:

Escoger una superficie limpia y libre de objetos o una mesa especialmente dedicada a tu altar. Si es un altar permanente tener además un paño blanco para cubrirlo cuando tengamos visitas o cuando realices la limpieza en la habitación en que vaya a estar. Necesitas además un mantel del color apropiado, para la deidad con la cual vas a trabajar, por ejemplo, puedes encontrar cuando ves imágenes de una deidad cuales colores son más representativos de él o ella

Siguiendo nuestro ejemplo de Afrodita

Image

[The Birth of Venus, Botticelli]

Como vemos en la imagen, como diosa del mar sus colores representativos son los colores del mar, azul, celeste, blanco, rosado, etc. También los asociados con el amor y la belleza. Si vamos a ejercer magia ceremonial, el planeta asociado es Venus y su color es verde y su metal el cobre, por tanto estos tonos son correspondientes también a Afrodita.

Como base usaré una mesa rectangular y dos manteles de colores claros.

Image

Representación de la Deidad

Elegir la imagen de la Deidad con la cual vas a trabajar, puede ser un dibujo o pintura realizada por ti misma/o o una estatua comprada previamente y debidamente  purificada. (Purificar con incienso, sal y agua) También puedes utilizar una vela de un color correspondiente como tu representación en el caso de no tener una imagen o estatua.

Image

Esta es mi estatua de Afrodita, antes de ponerla sobre el altar (ya purificado con incienso). La purifico con incienso y agua con sal, o agua de mar si es posible.

Ofrendas

Las ofrenda eran muy importantes en la adoración de los dioses en el pasado, como también en el presente. Se considera una ofrenda algo que se ofrece a los Dioses a cambio de algo que se le ha pedido o simplemente por devoción. Pueden ser alimentos, poemas, una pieza musical, flores, algo especial que se relacione con la deidad con la cual estas trabajando. Siguiendo el caso de Afrodita, como Diosa de Mar y el Amor, su altar tiene diferentes conchitas, perfumes, rosas etc.

Siguiendo el ejemplo de Afrodita, por ser una Diosa del Mar he puesto conchas y seres del mar, como también dos corazones uno de cuarzo blanco y otro en tonos de aguamarina.

ImageImage

Para la cultura griega el aceite   de Oliva era de suma importancia, por ello he puesto aceite como ofrenda. Tengo una botella que compre solo para este fin, entonces los días Viernes cuando purifico y vuelvo a montar mi altar (es importante si tenemos un altar permanente limpiarlo rigurosamente una o dos veces a la semana para que las energías se vayan renovando y no se estanquen) cambio el aceite.

El rosa es un color característico de esta deidad por su rol de Diosa del Amor, las rosas son por excelencia una expresión del amor y sensualidad, como también su fragancia.

Image

Otras ofrendas comúnmente utilizadas son la Miel, Incienso, Flores, Frutas, etc. Pero como les decía, tiene que ser correspondiente a la energía de la Diosa o Dios con los cuales estén trabajando, por ejemplo: Un día compre rosas rojas para mi altar de la Morrigan (Diosa Irlandesa de la guerra y sexualidad) obviamente las rosas son expresiones del amor y el rojo de la sexualidad por tanto las puse en mi altar. Al día siguiente las rosas estaban todas marchitas. Después de verificar que no fuera un ataque o alguno problema energético del lugar en donde estaba mi altar, me di cuenta pensando un poco más, que la Diosa quería otro tipo de ofrendas, algo más relacionado de las tierras de donde proviene, por tanto compre sidra de manzana y manzanas rojas.

Evocación

Entenderemos por evocación “llamar a un lugar especifico a cierta energía o Deidad o espíritu, para realizar un acto de adoración, trabajo mágico, etc.”  En este caso estaremos llamando específicamente al espacio que estamos preparando. Evocación no es lo mismo que invocación, ya que la invocación es llamar a esa energía  a nosotros mismos (nuestro cuerpo), para fines específicos, por ejemplo el trabajo oracular. La evocación se escribe principalmente como un poema o canción especificando el propósito de nuestra llamada. También puede ser una evocación ya escrita por otro autor, por ejemplo los Himnos Órficos para invocar a deidades griegas.

En el caso de nuestro ejemplo veremos ambas versiones:

Puedes escribir una  evocación simple para llamar a la deidad a la cual le rendiras culto, ejemplo:

Yo te llamo Hermosa Afrodita,

Diosa de los Mares de la antigua Grecia

Diosa del Amor y sensualidad,

Ven a este altar y toma estas humildes ofrendas

Que hoy dedico en tu honor.

Bienvenida Seas

En el caso de utilizar una invocación escrita por otro autor tenemos, por ejemplo el Himno Órfico a Afrodita de origen Griego y traducido al español. Escrito por Orfeo.

A AFRODITA

Celestial y por muchos himnos celebrada, sonriente Afrodita, nacida de la espuma marina, diosa engendradora y veneranda amante de la noche; emparejadora de enamo­rados nocturnos, madre de la Necesidad, tejedora de enga­ños. Pues todo parte de ti, y pusiste bajo tu dependencia el orden universal; ejerces tu poder sobre las tres partes y engendras todo cuanto existe en el cielo, en la fértil tie­rra y en las profundidades del mar, venerable compa­ñera de Baco. Que se complace en las festividades, propi­ciadora de las bodas, madre de los Amores, Persuasión que se complace en el lecho, arcana, dispensadora de gracia, visible e invisible, de hermosas trenzas, hija de ilustre padre. Comensal nupcial de los dioses, soberana, loba, prolífica, apasionada por los hombres, muy ansiada, vivi­ficadora, que enlazas a los mortales por necesidades que no admiten freno y a muchos pueblos los cautivas por la desenfrenada fuerza de la pasión amorosa. Ven, pues, di­vino retoño nacido en Chipre, ya estés en el Olimpo, sobe­rana diosa, gozosa con tu bello rostro, ya te muevas tam­bién por el suelo de Siria, rica en incienso, ya en las llanuras, con tus áureos carros, ocupes las fructíferas aguas del sagrado Egipto, ya, igualmente, en tu carro de cisnes, al ponto agitado te encamines y te alegres con las evolucio­nes circulares de los seres marinos, o bien te deleites con las ninfas de azulado rostro en la divina tierra, a lo largo de la arenosa orilla del mar entre ligeros saltos, o bien te encuentres, soberana, en Chipre, tu sustento, donde las hermosas doncellas célibes y las ninfas te celebran a lo largo de todo el año, a ti, bienaventurada, y al inmortal y casto Adonis. Ven, afortunada diosa de figura tan en­cantadora, pues te invoco con ánimo puro y piadosas palabras.

Cuando declamamos la evocación, prendemos la vela que hemos dedicado a la deidad.  Y pasamos al siguiente paso de nuestro ritual.

 Presentación de Ofrendas

Ya hemos escogido nuestras ofrendas, ahora justo después de llamar a la Deidad, le entregamos nuestras ofrendas.

“Dios(a) te dedico esta ofrenda de xxx y xxx que representan xx” etc.

Siguiendo nuestro ejemplo de Afrodita:

Amada Afrodita, te dedico con humildad estas ofrendas de Miel y Aceite de Oliva proveniente de nuestra tierra, como también estas conchas y estrella de mar, proveniente de tu reino. 

Trabajo de Meditación  para comunicarnos con la Deidad

Después de entregar nuestras ofrendas, nos sentamos frente al altar, lo más cómodamente posible y en voz alta le pedimos a la Deidad que nos otorgue algún mensaje o algún tipo de instrucción.  También podemos pedir inspiración para escribir un poema, canción, realizar una pintura, etc.

Despedida

En este espacio agradecemos a la Deidad su presencia en tu rito.

Ej: “Te agradezco xx vuestra presencia en este ritual, bendíceme con tu energía de (sanación, amor, protección, etc.) Me despido Honrando tu presencia y sabiduría.

Siguiendo nuestro sería algo asi:

Te agradezco por vuestra presencia Afrodita, bendíceme con tu energía de amor y protección para tus hijas. Me despido Honrando tu hermosa presencia en el rito.

Bendita seas!

Guardar y limpiar nuestro altar.

Si tu altar es permanente debes limpiarlo con regularidad, mínimo una vez a la semana.  Lavar los manteles a mano con jabón natural si es posible. Purificarlos con incienso y agua con sal. Limpiar los objetos presentes en tu altar, purificarlos y cambiar las ofrendas. La vela puedes seguir utilizándola, para trabajar con la misma deidad. Nunca para ponerla en otro altar u otra deidad. Si deseas cambiarla, puedes hacerlo, y utilizar el resto de tu vela para alumbrar en la oscuridad, etc.

Si tu altar es temporario, cuando termines tu ritual tomar los diferentes objetos lavarlos y secarlos, guardarlos en un cajón especial o una caja que solo sea para guardar tus herramientas y objetos rituales. Las ofrendas de comida las puedes dejar en el jardín, para que sirvan de alimento para los animales.

Un altar sucio y lleno de polvo, hace que la energía se estagne y comience a degradar. Y esto llama a seres que se alimentan de este tipo de energías.

Muchas Bendiciones de los Dioses

Esperamos comentarios y preguntas!!!

3 thoughts on “Altar Devocional

  1. Me gustó mucho el artículo, en particular el ejemplo del altar a Afrodita ya que he estado trabajando con ella, y en este proceso noté que este altar ha sido el más dinámico de todos los que he tenido.Lo he estado cambiando constantemente. Me pregunto si alguien más ha tenido esta experienicia de que las deidades vayan pidiendo muchos cambios en el altar, asociados evidentemente con el trabajo que se va realizando? También en las ofrendas que piden…Gracias Carmilla!

  2. Me gustó mucho el post, muy informativo y claro. Me surge una duda, sin embargo, un tanto doméstica ¿Qué color de mantel es apropiado para el altar en un ritual genérico dentro del círculo? Me parece haber leído que negro, en algún lugar (no recuerdo bien cuál) pero en imágenes he visto paños blancos…
    Saludos, estaré atento a más publicaciones.

    • Depende del propósito de tu ritual, si es uno estándar, negro es perfecto. Si realizarás celebraciones de Sabbat, puedes utilizar aquellos colores que estén presentes en la naturaleza en ese ciclo en particular, si es para un Esbat, colores lunares. Bendiciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s